Fundación Violeta B. de Chamorro no se somete a Ley de Agentes Extranjeros y suspende operaciones

Fundación Violeta Barrios de Chamorro

Managua

FVBCH comunica al pueblo de Nicaragua, a la comunidad internacional, organismos de derechos humanos y prensa nacional e internacional, que su Asamblea de Miembros y Consejo Directivo han decidido suspender operaciones.

La Fundación Violeta B. Chamorro, comunica al pueblo de Nicaragua, a la comunidad internacional, organismos de derechos humanos y prensa nacional e internacional, que ante la aprobación y vigencia de la Ley de Agentes Extranjeros y su normativa, su Asamblea de Miembros y Consejo Directivo han decidido suspender operaciones.

La Fundación Violeta B. Chamorro es una organización civil nicaragüense que desde hace más de 20 años promociona con rigurosidad la libertad de expresión, el acceso a la información pública, la defensa de los derechos humanos y la promoción de iniciativas ciudadanas por el bien común.

En consecuencia, no acepta la pretendida imposición de registrarse como Agente Extranjero, establecida en una ley inconstitucional, violatoria de todo principio de libertad de organización. El pretexto de salvaguardar la soberanía y seguridad nacional que se invoca en tal ley,  es improcedente, puesto que ya está asegurada por otras leyes, en el marco jurídico nacional.

Por consiguiente, se trata de  una clara manipulación que persigue paralizar el funcionamiento de organismos que el gobierno considera contrario a sus lineamientos, en evidente violación a los derechos humanos universales, la libertad de pensamiento y de difusión, la democracia y el Estado de Derecho.

La Corte Suprema de Justicia continúa sin resolver los recursos por inconstitucionalidad que diferentes organizaciones de la sociedad civil interpusieron en contra de la Ley de Agentes Extranjeros. El pasado viernes, 29 de enero del 2021, se publicó en la Gaceta Diario Oficial, la “Normativa de regulación, supervisión y sanción de agentes extranjeros”, misma que representa otro instrumento diseñado para perseguir y aplastar a quienes nos resistimos al designio de cautiverio y sumisión a que nos quieren someter  con arbitrariedades que exceden los límites constitucionales en ruta contraria a la construcción de la institucionalidad democrática que tanto anhela el pueblo de Nicaragua. 

Confiados en la FE que caracteriza al pueblo nicaragüense, mantenemos la convicción de que ¡Nicaragua volverá a ser República!

 

Managua, viernes 5 de febrero del 2021