2020: Un año de impunidad y judicialización de la práctica periodística

Fundación Violeta Barrios de Chamorro

En el 2020 la represión contra el ejercicio de la libertad de expresión y de prensa en Nicaragua ha seguido en aumento.

Condenamos la confiscación de los edificios de Confidencial, Esta Semana, Esta Noche y 100% noticias y nos solidarizamos con sus periodistas. Asimismo denunciamos  la  escalada de  injustificados juicios por supuestas injurias y calumnias en contra de periodistas y medios de comunicación, con el propósito de impedir  que ejerzan   su derecho a informar de manera independiente.

Lo más lamentable es que no se avizoran intenciones para ofrecer espacios y condiciones que permitan el ejercicio del periodismo con seguridad. La promulgación de leyes represivas, como la Ley de Agentes Extranjeros y la Ley Especial de Ciberdelitos representan la nueva fase restrictiva de los derechos a la libertad de expresión, de prensa y acceso a la información pública. La finalidad de las oprobiosas leyes es desincentivar la práctica del periodismo, calcinar los derechos constitucionales de los nicaragüenses y de esta manera suprimir las voces en libertad.

Desde la Fundación Violeta Chamorro, mantenemos firme e inquebrantable el compromiso permanente de seguir trabajando en defensa de los derechos constitucionales.

Al finalizar el año reiteramos nuestro compromiso con las voces ciudadanas que claman Justicia y Libertad para los presos de conciencia. Anhelamos una Nicaragua donde prevalezca el estado de derecho, y se sepulte de una vez por todas el autoritarismo y el irrespeto a la Constitución, como forma de Gobierno.

¡Hacemos votos por un 2021 lleno de esperanza, anhelos y grandes posibilidades para que “Nicaragua vuelva a ser República!”

Fuente: Fundación Violeta Chamorro