Policías reprimen a periodistas de Confidencial, por exigir devolución de edificio confiscado en 2018

Fundación Violeta Barrios de Chamorro

Fotografia por: Franklin Villavicencio

Managua, 14 de diciembre (FVBCH): Agentes antimotines de la Policía Nacional agredieron a empujones al director de Confidencial, Carlos Fernando Chamorro; a su equipo de reporteros; defensores de Derechos Humanos y periodistas cuando daban cobertura a la conmemoración del segundo aniversario del asalto y ocupación del edificio de ese medio de comunicación independiente.

Chamorro y su esposa, Desireé Elizondo, acompañados por el equipo periodístico de Confidencial, así como por la doctora Vilma Núñez de Escorcia, del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), se ubicaron en las afueras del edificio de ese medio de comunicación, ubicado en el sector de Altamira, para brindar una conferencia de prensa en demanda de la devolución de las instalaciones y exigir la suspensión de la censura en Nicaragua. 

El edificio donde funcionaban Confidencial, Esta Semana y Revista Niú, medios de comunicación de línea independiente, está tomado ilegalmente por agentes de la Policía Nacional desde el 13 de diciembre del año 2018, es decir 8 meses después del inicio de la crisis sociopolítica de Nicaragua.

Posteriormente, en enero del 2019, el Gobierno de Nicaragua impuso una censura de facto, impidiendo la transmisión de los programas Esta Semana y Esta Noche en televisión abierta, a través de Nicavisión, Canal 12.

La mañana de hoy, 14 de diciembre del 2020, Chamorro convocó a periodistas y defensores de derechos humanos para “constatar este acto ilegal, arbitrario, ordenado por el Jefe Supremo de la Policía, Daniel Ortega, en diciembre de 2018 y que hoy cumple 24 meses”.

Pocos minutos después de que Chamorro empezara a ofrecer declaraciones, llegaron agentes antimotines para expulsar a los presentes mediante actos de represión.

En las imágenes publicadas por Franklin Villavicencio, periodista de Confidencial, quedó registrado cuando patrullas de antimotines arribaron, formaron un cordón detrás de Chamorro, su esposa y la doctora Núñez, e iniciaron el desalojo empujándolos con sus escudos blindados.

“Esta es otra muestra de la dictadura de Daniel Ortega, este es el estado policial en vivo. Nosotros estamos aquí para demandar la suspensión de la censura y la suspensión del estado policial”, decía el director de Confidencial mientras era empujado por los antimotines.

Varios medios de comunicación independientes transmitieron en vivo, a través de sus redes sociales, la represión cometida por los policías en contra de los periodistas y defensores de derechos humanos.

En los videos se escucha cuando, durante el desalojo con violencia, los afectados advierten a los policías antimotines de la presencia de una persona de la tercera edad, la doctora Vilma Núñez, pero los uniformados hicieron caso omiso y continuaron con la agresión.

“No van a confiscar las ideas, no van a confiscar el periodismo nunca. No van a impedir que la prensa libre siga informando y los seguirá retratando ante los nicaragüenses y el mundo”, dijo Chamorro frente al cordón de antimotines, cuando ya los habían empujado a más de una cuadra del edificio de Confidencial.

Fundación Violeta Barrios de Chamorro condena enérgicamente este hecho, que no solo constituye una violación a la integridad física de los periodistas, sino que también atenta contra la libertad de prensa, libertad de expresión e información del conjunto de la sociedad. 

Demandamos al Estado de Nicaragua la suspensión de la confiscación de Confidencial y 100% Noticias. 

Nuestra solidaridad con los periodistas y defensores de Derechos Humanos. Su labor es invaluable.


 

Fuente: Fundación Violeta Chamorro