En medio de tragedia nacional, Gobierno de Ortega y Murillo sigue coartando la libertad de prensa

Fundación Violeta Barrios de Chamorro

Fotografia por: Carlos Herrera

En medio de una tragedia nacional provocada por el paso de los huracanes Eta e Iota, periodistas independientes continúan sufriendo acciones represivas de parte del régimen de Ortega y Murillo, que continúa restringiendo la libertad de expresión y obstaculizando el trabajo periodístico, según el  Informe Mensual de Violaciones a la Libertad de Prensa de  Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que contabiliza 26 casos en noviembre del 2020.

Según los indicadores de Fundación Violeta Barrios de Chamorro, organización miembro de la plataforma regional Voces del Sur, en noviembre predominaron las Agresiones y Ataques a la integridad física y psicológica de periodistas y sus allegados (11 casos). Le siguen 9 casos de Acceso a la Información, 2 Detenciones Arbitrarias, 2 casos de Discurso Estigmatizante y 2 Procesos Judiciales

Al igual que en octubre, las víctimas denunciaron que las instituciones estatales son las principales perpetradoras de ataques a periodistas y medios independientes (24 casos, 92% de las agresiones). 

La Policía Nacional, Institución del Estado que tiene como misión resguardar la seguridad de los ciudadanos, se dio a la tarea de impedir la solidaridad ciudadana y cobertura periodística de los daños causados por el huracán Eta e Iota. 

El pasado 8 de noviembre, la periodista Marisol Balladares denunció persecución y hostigamiento por parte de la Policía Nacional, cuando se trasladaba hacia la Costa Caribe Norte, a fin de brindar ayuda humanitaria y cobertura periodística de los estragos provocados por el huracán Eta.

El día 18 de noviembre, agentes armados intimidaron y expulsaron a un grupo de periodistas independientes que se había trasladado al macizo de Peñas Blancas, para informar sobre un deslave ocasionado por el huracán Iota. 

Por otra parte, el Estado de Nicaragua continúa incumpliendo las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Según el testimonio de los beneficiarios de medidas cautelares, las instituciones estatales hacen caso omiso y en algunos casos incrementan las acciones represivas. Así lo denunciaron algunos beneficiarios, como los periodistas Carlos Eddy Monterrey, de radio la Costeñisima, y el periodista Eduardo Montenegro, director y propietario del canal Notimatv en Matagalpa. 

En el Día de los Derechos Humanos, Fundación Violeta Barrios de Chamorro eleva su voz en defensa del derecho a la libertad de expresión e información, piedra fundamental para la cimentación de una Nicaragua democrática. 

No podemos concebir un adecuado funcionamiento de la democracia sin que las y los  ciudadanos puedan articular sus opiniones e ideas sin temor a represalias y censura. 


 

Fuente: Fundación Violeta Chamorro