Octubre 2020, un mes grave en violaciones a la Libertad de Expresión en Nicaragua

Fundación Violeta Barrios de Chamorro

Nicaragua

Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó entre octubre y noviembre un paquete de leyes que contravienen los estándares internacionales sobre la Libertad de Expresión

La Libertad de Prensa, que es la piedra angular de la Democracia, el Estado de Derecho y los Derechos Humanos, vive uno de sus períodos más funestos en Nicaragua, según datos del Informe Mensual de Violaciones a la Libertad de Prensa de  Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que registró 42 casos durante el mes de octubre del 2020.

Como organización miembro de la plataforma regional Voces del Sur y bajo una metodología orientada al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 16.10.1) de la UNESCO, FVBCH clasifica el total de casos sistematizados en: 1 caso de Acceso a la Información Pública; 25 casos de agresiones y ataques a la integridad física y psicológica de periodistas y allegados; 1 caso de Detención arbitraria; 1 Discurso Estigmatizante, 2 marco jurídico contrario a estándares, 2 Procesos Judiciales y 9 casos de uso abusivo del poder estatal y 1 caso de agresión de género

Según el testimonio de las víctimas de las agresiones, las  instituciones estatales,  que por ley tienen otra naturaleza de trabajo, se han convertido en los principales agentes represivos de la prensa independiente, tales como la Policía Nacional, el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (TELCOR), jueces, la Dirección General de Ingresos (DGI) y la Asamblea Nacional, identificados en el Informe de Violaciones a la Libertad de Prensa como los principales perpetradores de ataques (36 casos), que equivalen a un 86% del total de 42 registrados en octubre.

La Policía Nacional es la institución que continúa encabezando la lista de agresores contra periodistas independientes, usando como métodos las constantes detenciones, requisas a vehículos de periodistas, multas por infracciones de tránsito, asedios y amenazas a periodistas y colaboradores de medios de comunicación. El pasado 22 de octubre, agentes policiales asediaron y dieron persecución a familiares de presos políticos y periodistas de La Prensa, Canal 10 y Artículo 66. 

Por su parte la Asamblea Nacional, aprobó entre octubre y noviembre un paquete de leyes que contravienen los estándares internacionales sobre la Libertad de Expresión: La Ley de Agentes Extranjeros, que criminaliza los aportes a la construcción democrática de las organizaciones y medios de comunicación independientes; y la Ley Especial de Ciberdelitos o “Ley Mordaza”, que criminaliza el derecho de expresar libremente pensamientos e ideas, y cercena el derecho de opinión sobre la gestión pública; y la Ley de Cadena perpetua con la que el gobierno de Ortega -Murillo pretenden castigar crímenes de odio. 

Fundación Violeta Barrios Chamorro condena rotundamente la criminalización de la Libertad de Expresión, que como expresaba Pedro Joaquín Chamorro, mártir de las libertades públicas, constituye el pilar fundamental para la construcción de la democracia.

Descarga el informe aquí
 

Fuente: Fundación Violeta Chamorro