Policía de Nicaragua asedia vivienda de periodista jubilado

Fundación Violeta Barrios de Chamorro

Managua

Managua 21 de octubre (FVBCH): El fotoperiodista jubilado, Francisco Gómez Cortez, conocido como Frank Cortez, denunció que por segundo día consecutivo agentes de la Policía Nacional de Nicaragua asedian su casa, en Managua, por el simple hecho de ser un crítico del gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

La mañana de ayer, 20 de octubre, dos patrullas policiales del Distrito II de Managua y una camioneta civil, de color café, se apostaron exactamente frente a su vivienda, ubicada en el barrio Batahola Norte, en la capital nicaragüense.

Los agentes policiales rodearon su casa con conos color naranja, tomaron fotografías y videos, y permanecieron en el lugar, en señal de vigilancia e intimidación, hasta la 3:30 de la tarde, según la denuncia de Cortez. 

“Ese es un acto de provocación, para tener argumentos (para apresarme). Si yo quiero salir (de mi casa) y me voy a la fuerza (los policías) me agarran y me llevan preso por puro gusto”, alertó el veterano periodista. 

El día de hoy, 21 de octubre, un vehículo del Equipo Técnico de Investigación, con el número 798 de la Policía Nacional, se parqueó frente a la vivienda del fotoperiodista. 

En un video publicado en el portal de noticias Boletín Ecológico se confirma la corta distancia a la que se estacionó el vehículo de la casa de Cortez.

En las imágenes también se nota cómo dos agentes policiales graban con sus teléfonos celulares al periodista David Quintana, de Boletín Ecológico, quien daba cobertura del asedio, y al periodista Frank Cortez, quien intentaba salir de su propia vivienda y solicitaba una orden judicial que justificara a los agentes impedirle la libre movilización.

Frank Cortez ha rechazado públicamente el accionar del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo desde el inicio de la crisis sociopolítica, en abril 2018, que de acuerdo con informes de organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dejó a más de 320 personas asesinadas, principalmente a manos de fuerzas estatales y paraestatales.

Debido a sus críticas, Cortez ha sufrido asedio, persecución, intimidación y hostigamiento por parte de agentes de la Policía de Nicaragua. 

Esta es la sexta vez que agentes policiales asedian su hogar; sin embargo el periodista no ha hecho ninguna denuncia con anterioridad, ya que asegura haber normalizado la actitud represiva de las autoridades.

La Fundación Violeta Barrios de Chamorro continúa acompañando, documentando y denunciando las diferentes expresiones de ataques que las y los periodistas de Nicaragua están sufriendo como represalias por mantenerse firmes en su labor informativa.

Demandamos al Estado de Nicaragua poner un fin inmediato a todos los ataques en contra de la prensa independiente.

 

Fuente: Fundación Violeta Chamorro