En Nicaragua periodistas independientes enfrentan amenazas y procesos judiciales

Fundación Violeta Barrios de Chamorro

Managua

Periodista Kalúa Salazar, La Costeñísima

Fundación Violeta Barrios de Chamorro alerta el recrudecimiento de ataques en contra de periodistas independientes de Nicaragua. En su monitoreo de casos de violaciones a la Libertad de Prensa, FVBCH ha documentado 4 casos de procesos judiciales en contra de periodistas independientes, en el transcurso del mes de agosto del 2020.

El pasado 6 de agosto, el periodista Jacksell Herrera de la plataforma Nicaragua News NN, denunció a través del medio digital Literal, una campaña de asedio, hostigamientos y amenazas de encarcelamiento por parte de simpatizantes del partido de Gobierno y agentes policiales; a raíz de una cobertura periodística que realizó de una entrega de paquetes alimenticios en el Colegio Ninfa Segura Castillo del municipio de Pantasma.

El día 11 de agosto, la periodista Kalúa Salazar de Radio La Costeñísima (Bluefields) fue demandada por el delito de injurias y calumnias, por 3 colaboradoras de la Alcaldía de El Rama en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS): Julia Elena Zeledón Siu, Shamia del Socorro Ruíz y Cinia Griselda Centeno.

El día 14 de agosto, el director de la plataforma digital Boletín Ecológico, David Quintana denunció a través de redes sociales una acusación por injurias y calumnias interpuesta por Nelson Oporta, ex-camarógrafo del medio oficialista canal 8, y su esposa, Junieth Dávila.

Los periodistas William Aragón y Elsa Espinoza, ambos miembros del directorio de PCIN (Periodistas y Comunicadores Independientes de Nicaragua), también han denunciado estar afrontando casos similares, de injurias y calumnias por parte de militantes del partido de Gobierno. 

El día 18 de agosto del 2020, en vísperas de la primera audiencia judicial en contra de Salazar, patrullas de la Policía Nacional se apostaron en las afueras de las instalaciones de La Costeñísima, en señal de intimidación al equipo de prensa que se encontraba en el turno en la radio.

El miércoles 19 de agosto, Kalúa Salazar asistió a la audiencia programada en el Juzgado Penal de la ciudad de Bluefields, ante un gran despliegue de agentes policiales y antimotines. La mañana de ese mismo día, la casa del periodista Carlos Eddy Monterrey, colaborador de la radio, también amaneció asediada por patrullas policiales. 

 Al salir de la audiencia el abogado defensor, Boanerge Fornos, señaló que a pesar de no reunir los requisitos formales, la demanda fue admitida por la jueza Deyanira Traña, quien remitió la causa a juicio para el próximo 23 de septiembre.

Fundación Violeta Barrios de Chamorro denuncia que esta ola de procesos judiciales en contra de periodistas, es otro método represivo en contra del periodismo independiente, en un intento por intimidarlos y silenciar su labor informativa.

 

Fuente: Fundación Violeta B. de Chamorro