Covid19, censura y persecución política, no frenan labor informativa de periodistas independientes

Fundación Violeta Barrios de Chamorro

Managua

El periodismo independiente se mantiene firme en su compromiso de informar, pese a la persecución política, difamación y amenazas de muerte que vienen enfrentando desde el estallido de abril de 2018, situación que se agudiza más

El periodismo independiente se mantiene firme en su compromiso de informar, pese a la persecución política, difamación y amenazas de muerte que vienen enfrentando desde el estallido de abril de 2018, situación que se agudiza más con el incremento de la censura y el monopolio informativo del gobierno Ortega-Murillo, en medio de la epidemia del covid19 en Nicaragua.

En ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa –que se conmemora el 3 de mayo– la Fundación Violeta B. de Chamorro y PEN Nicaragua, realizaron el lunes 4 de mayo un conversatorio virtual: “El valor de la prensa independiente en la defensa de la salud y la vida”, que una vez más dejó en evidencia el ahínco con que las y los periodistas ejercen su labor informativa, enfrentando tres desafíos: la falta de acceso a la información pública, las medidas de confinamiento para prevenir el covid19; que ha transformado las dinámicas de producción, y la fragilidad económica de los medios de comunicación.

Cristiana Chamorro, directora ejecutiva de Fundación Violeta y la escritora Gioconda Belli condujeron el conversatorio con la participación de destacados panelistas: María Lilly Delgado, corresponsal de Univisión, Lucía Pineda Ubau, jefa de prensa de 100% Noticias, Juan Carlos Duarte, director de Radio Camoapa y Wilfredo Miranda, ganador del premio periodismo de investigación Rey de España.

La Fundación Violeta mantiene un monitoreo permanente de las violaciones a las libertades públicas, y “en tiempos del Covid19 se ha amplificado el nivel de censura que se vive en Nicaragua”, lo que afecta la salud de los nicaragüenses. “Estamos pasando por una situación peligrosa que puede ser un genocidio viroso”, mencionó Chamorro, durante la apertura del conversatorio.

El manejo de la información centralizada por parte del gobierno, “da lugar a rumores”, dijo Belli, quien lamentó que aún en medio de la pandemia, el gobierno maneje un discurso de constantes ataques a los medios independientes que demandan conocer la verdad.

El reporterismo bajo la represión y pandemia

Mientras que medios de comunicación en el mundo enfrentan la crisis sanitaria y económica, en Nicaragua, resisten a una triple crisis, pues se suma la violación sistemática a los derechos humanos, señaló la periodista María Lilly Delgado, corresponsal de Univisión.

A partir del estallido de abril, el riesgo de salir a reportear implicaba ataques físicos y robos de equipos, entre otros, pero hoy también deben tomar medidas de protección ante el Covid19.

“Todo esto cambia nuestra manera de reportear, escuchaba a un colega de la radio, y dijo he andado chalecos antibalas, y ahora ando mi micrófono y el Lysol. Son cosas que impactan la manera de trabajar, cambia la vida de cómo hacemos periodismo”, sostuvo Delgado.

En la nueva dinámica que implica la cobertura a distancia, el periodismo también enfrenta otros retos: la desinformación que circula en las redes sociales, y que surge, incluso de forma deliberada por parte del gobierno para crear confusión, mencionó Wilfredo Miranda.

Por una parte, la población tiene “avidez de información”, pero el periodista debe activar filtros de verificación de información y “si no tenés certeza que no es verdad, no lo compartás”, recomendó Miranda.

Lucía Pineda Ubau, jefa de prensa de 100% Noticias, estuvo encarcelada durante 172 días. Desde diciembre de 2018, el gobierno mantiene confiscadas las instalaciones de este canal, lo que implicó que aceleraran su presencia en las plataformas digitales, pero aún ahí los alcanzó el brazo del poder. Por maniobras del estatal Canal 6, les cancelaron las cuentas de  dos canales en Youtube, con más de 280 mil suscriptores (entre ambos), por utilizar imágenes donde comparecían la pareja presidencial Ortega -Murillo.

Incluso, días atrás cuando Ortega ordenó cadena nacional de radios y televisión para hablar sobre el Covid19, resultó insólito que les bloquearan la página web por retransmitir la comparecencia. “No les gustó el titular: Habla el dictador Ortega”, señala Pineda.

Los ataques a la prensa, son la trinchera que usa el gobierno para desestimular el trabajo de los medios independientes, valoró Juan Carlos Duarte, director de Radio Camoapa, pero también muestra el miedo a la prensa no oficialista.

La censura y monopolio informativo del gobierno ante la pandemia, viola el derecho a la población de informarse con calidad y tomar las decisiones para  cuidar su salud y la de sus familiares, indicó Duarte.

Desde el inicio de la rebelión cívica de abril 2018 a diciembre 2019, la Fundación Violeta contabiliza 1,979 violaciones a la libertad de prensa, y durante los primeros 4 meses del 2020 se han registrado 147 casos. A pesar de ello, los periodistas han transformado la censura transformándose con la presencia de más de 21 plataformas digitales donde ejercen su derecho a informar a la población.